¿Seguro de viaje o asistencia al viajero?


Aunque asistencia al viajero y seguro de viaje son términos que suelen confundirse o utilizarse indistintamente, es importante saber la diferencia.

Primero, un dato llamativo (por no decir preocupante): según datos de Assist Card, la mitad de los argentinos que salen del país por vía aérea lo hace sin ningún tipo de cobertura. Y lo segundo: la fracción de viajeros que elige protegerse de eventualidades durante el viaje suele confundir asistencia al viajero con seguro de viaje, dos formatos de cobertura que, por poco, no se parecen en nada.

A quienes contratan sin saber bien qué, acá van algunos datos útiles. La diferencia entre uno y otro tipo de protección no sólo abarca el elemental aspecto de si lo que se protege son las personas o los objetos (¡o ambos!), sino también un asunto básico relativo a los tiempos en que la cobertura se pondrá en marcha.

(…)

Cuestión de tiempos

Es elemental, pero no siempre se tiene en cuenta: ante un imprevisto durante el viaje, la asistencia al viajero actúa en el momento en que ocurre el evento. El seguro de viajes, en cambio, tiene una efectividad posterior.

(…)

Pero de ningún modo el seguro de viajes está planteado como un servicio deficiente, sino que sus objetivos son totalmente otros: su meta es proteger o garantizar, desde el punto de vista económico, las pertenencias de los turistas.

Así es como las aseguradoras de viaje no precisan de una red de prestadores que actúe en tiempo real. Su mecánica de trabajo consiste en recibir y reembolsar los gastos generados ante un inconveniente.

Todos los rubros

Según el plan contratado, los programas de asistencia al viajero pueden ofrecer mucho más que soluciones en materia de salud, y en este punto la póliza puede, incluso, terminar incluyendo los ítems básicos de los seguros de viaje.

Por ejemplo, se pueden obtener seguros por robo o pérdida de equipaje y de cancelación (para recuperar lo invertido si no se concreta el viaje), responsabilidad civil (protege ante imprevistos como daños a terceros), transferencia de fondos en casos de urgencia, asistencia telefónica y overbooking, si el exceso de reservas complica de alguna manera el viaje.

La ventaja de planificar

La cobertura a elegir durante un viaje dependerá del bolsillo del pasajero. Pero vale la pena pensar muy bien antes de lanzarse al exterior sin absolutamente nada. Basta un dato: un cuadro de apendicitis puede costar, fuera del país, unos 50.000 dólares. El cuerpo no avisa.

Federico Tarling, Director de Operaciones de Assist Card, explicó que el 85 por ciento de las asistencias que efectúa la compañía se relacionan con problemas de salud; el 8 por ciento son consultas por pérdida de equipaje; y el 2 por ciento, problemas con los vuelos.

Es interesante que mientras la mitad de los pasajeros argentinos que salen en avión carece de cobertura, las cifras disminuyen cuando se trata de las vías terrestre y fluvial. Sólo 3 a 4 personas se confían y salen sin contratar ningún servicio. Es decir, andan "a la deriva".

 

Irene Hartmann. 6 de Julio de 2016. ¿Seguro de viaje o asistencia al viajero?

Clarín



Seguinos
Facebook asistencia ya Twitter asistencia ya

GALINC S.R.L Leg. 16097

data fiscal asistencia ya
defensa y proteccion al consumidor
Más servicios

Quiero recibir noticias y promociones


Comunicate telefónicamente
(+54) 011-5239-4449
Escribinos info@asistenciaya.com

© 2018 | Privacy Policy All Rights Reserved

Home | Quiénes Somos | Cómo comprar | Coberturas | Destinos | Contacto